12 junio , 2024
12 junio , 2024
12.2 C
San Juan

Visita internacional en el Campus de Cre-Ser

Mas de un cetenar de jugadores de las categorías del Mini Básquet local disfrutaron un Campus en las instalaciones del Sporting Club Estrella. La propuesta, que fue de carácter internacional, se desarrolló este sábado en una extensa jornada organizada por la Fundación Cre-Ser.

La algarabía del centenar de jugadores de las categorías menores del básquet local se hizo sentir en el parquet del Sporting Club Estrella. Es que la convocatoria de la Fundación Cre-Ser que se realizó este sábado, estuvo a cargo de cinco jugadores que forman filas en Universidades de EEUU.

Las sonrisas pintaron las instalaciones del Sporting Estrella. El Club de la calle España fue testigo de un Campus a nivel internacional.

El programa Cre-Ser Básket desarrolló una gira que incluyó a la provincia de San Juan, al que también se sumaron Neuquén y Buenos Aires. Desde una clínica en cuanto a técnicas, actividades y valores y también un espacio para la recreación, fueron parte de la agenda de los diferentes grupos en los que se dividieron los asistentes.

Lucas McEachern, Daniel Walker; Dominick Nate, Sumanje y Cahal Connolly, fueron los cinco consejeros de la gira que compartieron su experiencia con los jugadores sanjuaninos. La oportunidad de visitar San Juan surgió a través de una invitación muy emocionante. Lucas, un joven francés y jugador de básquet, compartió cómo se originó esta convocatoria. Nicolás Segura, presidente de la Fundación a quien Lucas conoce, se puso en contacto por teléfono y le habló sobre el proyecto de Cre-Ser en San Juan, así como en Neuquén y otros lugares. Impulsado por la emoción, Lucas reclutó a sus amigos para unirse a esta aventura, y así se formó un grupo dispuesto a participar en el proyecto.

Jugadores provenientes de las altas casas de estudios de USA fueron los consejeros del Campus de la Fundación Cre-Ser.

McEachern también nos contó sobre su vida en los Estados Unidos, donde juega en Claremont McKenna College. A pesar de su hogar en Francia, considera el baloncesto como una parte esencial de su vida. «El baloncesto me permitió encontrar a mis mejores amigos y desarrollar relaciones importantes. Además, me brindó la oportunidad de recibir educación de alto nivel en los Estados Unidos».

Su visión sobre el básquet es profunda: «Para mí, el baloncesto es más que un partido. Es un vehículo para experiencias y oportunidades. Sin el baloncesto, no habría tenido la posibilidad de conectar con otras culturas y personas en Argentina», expresó el francés.

Los jugadores del Minibásquet trabajaron en distintas actividades durante el Campus.

Por su parte, Cahal Connolly, no solo sobresalió por su altura de 2,05 m. Es que también trajo consigo el espíritu de San Francisco, California, hasta San Juan. «Me gusta San Juan. Antes había visitado Argentina, pero esta vez he disfrutado de las personas, los gimnasios, los chicos y la comida», compartió Cahal, radiante de entusiasmo.

El inicio de Cahal en el baloncesto tiene un toque de destino. Si bien solía jugar fútbol todos los días, su altura llamó la atención de los entrenadores de baloncesto, marcando el comienzo de su viaje en este deporte. «Para mí, el baloncesto es más que un partido. Es una cosa muy bonita y es un vehículo para unirse como comunidad», reflexionó Cajal.

PH: ©Luis Guzmán

Las Más Leídas