23 febrero , 2024
23 febrero , 2024
26.5 C
San Juan

FLORENCIA ROMERO, ATLETA PARALÍMPICA: EJEMPLO DE ESFUERZO Y SUPERACIÓN

@majo_lapeque
Fotos: Facebook Florencia Romero

A pesar que Florencia tuvo que superar un cáncer de ojos cuando apenas tenía 8 años, no fue un impedimento para que siga adelante con la práctica deportiva.

“Comencé a practicar deportes desde muy chica. Cuando tenía 5 años me dediqué al hockey. Luego, gracias a la educación física de la escuela, empecé a interesarme por la natación, la cual practiqué aproximadamente por 9 años”, expresó Florencia, describiendo cómo fue su relación con varios deportes hasta llegar a lo que sería su pasión, el lanzamiento de disco y bala, especialidad del atletismo en lo que la técnica del lanzador es determinante.

Nació en Buenos Aires hace 21 años. En su primera infancia se trasladó con su familia a Chubut. Como toda niña inquieta, el juego y el deporte predominaron en los primeros años de su vida, hasta que una enfermedad tan inevitable como injusta le cambió los planes para siempre. El retinoblastoma bilateral, o comúnmente conocido como cáncer de ojo, fue el diagnóstico que la llevó a varias operaciones entre los 6 y 8 años, donde Florencia, tuvo que recomenzar una nueva vida, aprendiendo a convivir con la ceguera, lo que no le impidió la práctica deportiva.

El “bichito” del atletismo le pico muy fuerte. Encontró en él un refugio que necesitaba para dedicarse de lleno. La tenacidad la hizo llegar muy lejos. La ecuación perfecta se demostró a corto plazo: esfuerzo y dedicación para obtener los buenos resultados, que no tardaron en llegar. El llamado de la selección la motivó a más. Por lo que tuvo que trasladarse a Buenos Aires. Representar a la celeste y blanca la obligó a dejar parte de sus seres queridos en la Patagonia.

“Participé en mí primera competencia nacional en 2010, en los Juegos Evita”, recordó la múltiple campeona. Sus tres años consecutivos de participación en estos juegos entre la natación y el atletismo la hicieron definirse por el lanzamiento. Los logros obtenidos en los juegos nacionales fueron el puente para integrar el equipo albiceleste.

Con muchos torneos Nacionales, e internacionales, Florencia fue superando su marca, en lanzamiento de disco y bala, y de esta manera se iba abriendo paso para otros torneos. En su primer Parapanamericano Juvenil en 2013 finalizó primera en las dos disciplinas.

Con paso firme, la insuperable Florencia, obtuvo en 2014 el Récord Nacional en lanzamiento de la bala con 9,23 metros. No quedando conforme con eso, también en el mismo año, logró el Récord Nacional de lanzamiento de disco, con una marca de 27,99 metros. Actualmente es dueña de los récords nacionales en ambas disciplinas. En su segunda participación Parapanamericana, pero esta vez de mayores, realizados en 2015 en Toronto, Canadá, concluyó, cuarta en lanzamiento de disco, y quinta en lanzamiento de la bala.

Su primer mundial no tardó en llegar. Un octavo puesto en lanzamiento de disco y la décimo segunda posición en bala, la continuaron perfeccionando con sus marcas personales dentro del roce internacional.

La convocatoria para formar parte de la delegación argentina a los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro Brasil 2016, fue uno de los llamados más soñados. Si bien solo compitió en una disciplina, Lanzamiento del Disco, obtuvo diploma Paralímpico, finalizando en el séptimo lugar, con una marca de 25,69 metros.
Florencia recuerda ese momento con mucha emoción, y destaca lo increíble que fue representar a nuestro país, donde su perseverancia radica en el apoyo de su familia. “Es lo más importante que tengo, siempre están conmigo. Mis padres me acompañan a la mayoría de los torneos, los amo”, dijo con voz alegre y cargada de emoción.

También, destacó la dedicación de los profesores y entrenadores hacia ella. “Todos los profesores, desde los que me iniciaron hasta los que me entrenan en la actualidad, son excelentes conmigo. Me siento bien con ellos y estoy muy agradecida”, explicó la atleta de elite.

El hecho de haber quedado ciega desde pequeña no fue un impedimento para que Florencia pueda seguir adelante, demostrando la superación cada año y en cada torneo.
“El deporte es hermoso, te abre muchas puertas y te genera amistades. Yo, tuve la suerte de hacer muchos amigos a través del deporte. Soy muy feliz haciendo lo que hago, y no encuentro palabras para describir lo que se siente practicar deportes y más si te gusta, esto va más allá de ser o no un atleta de selección”, manifestó convencida la joven deportista.

“Todo sacrificio tiene su recompensa” ratificó Florencia, que supo hacer de su vida un ejemplo para muchos, porque detrás de una experiencia vivida, deja una enseñanza aprendida.

 

Las Más Leídas

error: Este contenido tiene copyright !!